Por este motivo no consigues resultados

Aquello llamado suerte

Mucha gente considera importante el factor “suerte” para alcanzar objetivos personales en su vida. Y es fundamental comprender que la suerte no existe sino que se crea, tienes probabilidades de éxito o no la tienes cuanto más o menos trabajes en ello con inteligencia.

Las personas que creen en la suerte centran su atención, su esperanza o su felicidad en algo externo a ellos. Se lavan las manos de cualquier tipo de carga o responsabilidad para continuar postergando sus metas y sueños. Se justifican con cualquier tipo de excusa que sea válida para su mente y esta construya en su cabeza todo un entramado de sentido “lógico” por el cual no pueden conseguir avanzar o para justificar mediocridades y conformismos. Disculpadme que me exprese de este modo pero no hay mayor enemigo en la materialización de sueños que una mente que domina, se justifica y se auto-compadece con la finalidad de no salir de la zona cómoda. Debes dejar de identificarte con las excusas de tu mente.

El mayor saboteador de sueños es una mente fuera de control.

Además de justificar nuestra actitud ante los desafíos, señalamos a la persona que consigue triunfar en sus anhelos y propósitos como alguien que tuvo suerte en la vida. Pero en realidad, no somos conscientes de todo el trabajo duro que ha invertido para lograr realizar sus sueños. El caso es que del éxito, injustamente solo es visible una pequeña parte de él, digamos que es como el pico de un iceberg y que en realidad no podemos calcular la magnitud de dicha montaña helada por debajo del agua. La superficie, todo lo visible, supone una pequeña fracción que son los resultados de éxito, el reconocimiento, la abundancia ecónomica… todo aquello que observamos en una persona, normalmente en su momento actual y que es lo único que conocemos de alguien, normalmente famosos y personas con cierta reputación y reconocimiento social.

Pero la estructura del iceberg por debajo del agua, aquello que no se ve, puede llegar a ser hasta 10 veces el tamaño de lo visible. Esta parte representa todo lo relacionado con esfuerzo, sacrificio, dedicación, inversión, fallos, estudio

Y es por ello que siempre se suele señalar al triunfador como alguien con suerte, cuando en realidad, hay todo un trabajo de mucho tiempo a sus espaldas. Así que en primer lugar, si quieres obtener éxito es darle reconocimiento a las personas que ya lo consiguieron y no entrar en señalamientos ni juicios.

Celebra y reconoce el éxito de los demás y obtendrás más de eso. Critica, justifica y señala a personas exitosas y obtendrás más de eso.

La suerte está mal definida y entendida, según la RAE es:

SUERTE: Encadenamiento de sucesos, considerado como fortuito o casual.

La suerte bien definida es algo así como:

SUERTE: Obtener éxito a través del encadenamiento de sucesos FORZADOS a través de CAUSALIDADES (causa-efecto).

Es importante dejar de creer y empezar a crear la suerte. Tal vez tu situación no te haya dolido lo suficiente como para que de una vez por todas, te plantees objetivos más acorde a tu esencia y tomes acción desmedida a favor de los anhelos del alma. O a lo mejor no tienes la motivación suficiente como para hacerlo, pero créeme que si continuas buscando motivación lo único que encontrarás son excusas, que ni siquiera son tuyas sino de tu mente para mantenerte en su control.

Recuerda que eres más grande que tu mente, solo debes empezar a ser consciente de tu poder y empezar a actuar. Analiza tus resultados y lo que estás atrayendo en tu vida y qué es lo que deseas cambiar y mejorar.

El tiempo sigue corriendo.

Encuentra el motivo y una razón lo suficientemente poderosa como para dejar de postergar. Pregúntate…

¿Qué motivo o qué razón es lo suficientemente convincente y grandiosa para mí que pueda ofrecerme el impulso necesario para empezar el camino hacia mi éxito personal?

Con cariño,

Capitán Quirós.

VIBRA ALTO. CAMBIA EL MUNDO.

4 comentarios en “Por este motivo no consigues resultados

  1. elcieloyelinfierno

    ¡Brillante entrada y para muchos será esclarecedora! Movilizara cuerpos en acciones de crear su micro mundo; solo a través de la adquisición de conocimientos -lo que no se termina nunca-, del esfuerzo cotidiano y de la lucidez en saber que la empatia, lo llevara seguramente a su objetivo. Lo que piensas, atraes…pero no es solo eso, si no pones los condimentos que debes poner. Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s