Cómo cambiar la mentalidad

Cambiar hacia una mentalidad responsable es fundamental para un cambio real

En la publicación anterior hablamos sobre el hábito de quejarnos por nuestras circunstancias y situaciones de vida, y aprendimos que mantenernos en ese estado nos mantiene encadenados a todo lo externo.

Nuestra mente utiliza las quejas, las excusas y las justificaciones para protegernos de lo novedoso. La mente protege exclusivamente aquello que conoce, y cualquier cambio (ya sea bueno o malo) lo detecta como peligro para poner en procedimiento una serie de mecanismos que nos paraliza en nuestra zona cómoda sin dejar espacio a los cambios.

Mantenerte en la zona cómoda evitará cualquier progreso en tu vida.

Además de ello, responsabilizar al gobierno de tu país, al jefe de tu trabajo o a la vecina que te hace la vida imposible, solamente producirá frustración en tu vida. Es posible que eso te quite de alguna forma algún tipo de carga o presión emocional, pero la realidad es que si sigues con esa tendencia no podrás ser dueño o dueña de tus días.

Si culpas a tu jefe, llegará otro y ocurrirá exactamente lo mismo. Si cambia el partido político, tú vida se mantendrá similar, si te mudas de casa, te toparás con otros vecinos que tampoco serán de tu agrado por cualquier motivo.

Cuando uno tiene el hábito de quejarse, cualquier cosa nueva que aparezca será criticada de igual forma. Compruébalo.

Lo externo no es lo primero que debe cambiar, primero debes cambiar lo interno. Cambia tus pensamientos sobre todo ello. Reflexiona.

Y para ello, debes hacerte 100% responsable de tu vida y de la actitud con que la te enfrentas a todos los factores externos. Tú puedes cambiar radicalmente tu vida si aprendes a manejar tus pensamientos y tus hábitos.

Capitanea tu mente. Lidera tu alma.

¿Cómo empezar a dejar de quejarte?

Debes asumir que tú eres el creador o creadora de tu vida y que lo haces a través de tus pensamientos. Tienes que eliminar cualquier tipo de resistencia que provoca que tu ser tenga conflictos con lo externo. Sabes que tienes conflictos cuando culpabilizas a los demás, te quejas o mientes para evadir responsabilidades.

Las reacciones víctimas no permiten avanzar, ya que mantienen una lucha eterna contra las circunstancias y contra el mundo. Responsabilízate de tus decisiones que provocaron que ahora pertenezcas a tal grupo de amigos, tengas tal trabajo, estudies tal cosa, tengas la pareja que tienes, y así con todo tu entorno.

Tu entorno es el reflejo de las decisiones que tomas diariamente.

No es sencillo pero volverte responsable provocará que actúes para cambiar aquello que no te gusta, ya no tiene poder sobre ti y harás todo lo posible por cambiarlo. No dependerás de ningún factor y nada determinará que puedas actuar libremente. No permitas que ningún gobierno determine que vivas de una manera u otra, aléjate de las ideas políticas.

A lo que te resistes, persiste.

No te enfoques en lo que no quieres o atraerás más de eso. Extrae el lado positivo de aquello que te inquieta y obtendrás mayores cosas.

Busca siempre el lado amable de las cosas.

Ejercicios prácticos

  1. Cada vez que tu mente empiece a maniobrar una queja, justificación o culpe algo externo, analízalo y no te identifiques con eso. Piensa que es tu mente intentando tomar el control.
  2. No critiques ni entres en una crítica hacia alguien que no está presente y analiza cuando otra persona lo hace. Piensa en ese comportamiento que tú también tuviste y del que ya no formas parte. Simplemente escucha la crítica pero internamente no aceptes el mensaje.
  3. Practica la meditación o el mindfulness. Establecer rutinas mínimas de 5-10 minutos de esta práctica aumentará tu concentración y atención hacia los pensamientos inconscientes. Te será más fácil identificarlos y no perderte en ellos profundamente.

CHALLENGE: 7 DÍAS SIN QUEJAS

Durante los próximos 7 días procura que no salga de tu boca ninguna queja, crítica o culpa. Tu mente intentará sabotearte y utilizará otros medios, como personas cercanas, TV o situaciones incómodas para que desistas del reto. Entrarás más en contacto con tus reacciones y pensamientos inconscientes y paulatinamente podrás ir separándote de ellos. Aunque en tu mente todavía permanezcan este tipo de pensamientos, no les des importancia ni los saques a relucir al exterior.

Cambiando la manera en que te expresas al exterior también podrás cambiar la manera de reaccionar internamente. Te ánimo a que practiques estos ejercicios durante una semana y me comentes tus resultados y sensaciones. Puedes hacerlo en los comentarios inferiores o directamente escríbeme a capitanquirosblog@gmail.com.

Con cariño,

Capitán Quirós.

VIBRA ALTO. CAMBIA EL MUNDO.

5 comentarios en “Cómo cambiar la mentalidad

Responder a capitanquiros Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s